Mundo Automotor

El proyecto minero que amenaza a las Dunas de Putú

 

Mientras la zona de las Dunas de Putú se encuentra en tramitación para ser declarada santuario de la naturaleza, los permisos para que una empresa minera posea concesiones para explotar la zona amenaza este lindo paisaje.

Las Dunas de Putú se ubican a 22 kilómetros de Constitución y abarcan 38 kilómetros de largo en su totalidad. Desde diciembre de 2005 el lugar busca convertirse en santuario de la naturaleza, ya que es uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona.  Pero luego de seis años de espera aún no hay resultados.

Esta verdadera barrera natural de grandes dunas fue clave para que el tsunami que arrasó muchas de nuestras costas el año pasado no entrara a dicha localidad y amenazara a sus 1.600  habitantes.

Pero este recinto también alberga una gran fuente de litio, hierro, titanio y vanadio, lo que la convirtió rápidamente en blanco para la empresa minera. Desde enero de 2010 la empresa Aconcagua S.A filial chilena de la firma australiana South American Iron & Steel, consiguió la concesión y el derecho de explotar la zona.

La voz de la ciudadanía

Al igual que en otros lugares amenazados por este tipo de proyectos, las Dunas de Putú también poseen un movimiento ciudadano que trata de protegerlas.

Dentro de sus principales adversarios encontramos a Roberto Villalón, ingeniero civil industrial, oriundo de la VII región y jeepero. Roberto nos cuenta que el daño principal del proyecto minero radica en un impacto negativo sobre el ecosistema del lugar, sus humedales y sobre todo que la minera tendría permiso para explotar la zona y también partes del subsuelo del pueblo.

“El proyecto es de conocimiento público, existe conciencia en la gente. Hay agrupaciones de vecinos que dirigen acciones, centralizan información, difunden novedades y acciones realizadas. El tema del ocultamiento de las gestiones de la empresa ha generado dudas y aprensiones con respecto al modus operandi y las reales intenciones de desarrollo sustentable del negocio” explica Roberto.

El ingeniero señala que actualmente las agrupaciones están tratando de difundir la problemática, poner en conciencia al país del descontento de la comunidad frente a la forma en que se ha gestionado el proyecto y además concientizar a la población de los pro y contras que tendría la instalación minera. “Creo que las autoridades chilenas han sido débiles, han dejado de lado intereses de las comunidades locales beneficiando a la inversión privada, sin una mirada de desarrollo sustentable” sentencia Villalón.

** Fotografías de Twisted Andes

Comentarios

Comentarios

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Arriba