Mundo Automotor

Hyundai presenta el nuevo Ioniq en versión eléctrica e híbrida

IONIQ es el primer modelo ecológico de Hyundai, un hito importante en la estrategia de sostenibilidad de la marca coreana, y que busca atraer aun más el reconocimiento mundial por su filosofía de diseño enfocado en el futuro.

De un look sumamente atractivo, el efecto en conjunto del Hyundai IONIQ es futurista y acogedor. Los controles están claramente organizados para conseguir una interacción lógica e intuitiva, permitiendo disfrutar de una conducción sencilla.

Su principal característica es que ofrece tres opciones de propulsión diferenciadas, que incluyen la variante híbrida, una híbrida enchufable y una tercera versión 100% eléctrica, de las cuales en Chile se presentan la versión híbrida y la eléctrica. Sus baterías son de polímeros de litio, y su posición está relativamente adelantada para equilibrar el reparto de pesos en el vehículo.

“Cerramos un año historico para Hyundai en Chile, con el primer lugar de ventas en el 2016 y reconocidos por la prensa automotor especializada como “Marca del Año 2017.  Y ahora, comenzamos el año con la presentación de los primeros modelos ecologicos de la marca, el nuevo IONIQ híbrido e IONIQ eléctrico, con los que esperamos comercializar 150 unidades anuales entre ambas versiones. Estamos seguros que a nuestros clientes les sorprenderá su diseño, equipamiento y eficiencia”, señaló Máximo Morel, Gerente División Automotriz de Grupo Gildemeister.

De procedencia coreana, el nuevo producto de Hyundai arriba a Chile en 2 distintas versiones: una híbrida a un valor de $18.490.000, y otra eléctrica a un precio de $24.490.000. Al igual que todos los modelos de Hyundai Motor en Chile, IONIQ contará con una garantía de 5 años ó 100.000 kilómetros, lo que primero suceda. Finalmente, la batería de la versión eléctrica cuenta con 8 años de garantía con kilometraje ilimitado, mientrás el híbrido dispondrá de 10 años de garantía con kilometraje ilimitado.

 

REVOLUCIÓN EN MOVIMIENTO

En el nuevo modelo de Hyundai nada ha sido concebido al azar, partiendo por su denominación. El nombre IONIQ hace referencia a los elementos de su creación, ya que “un ion es un átomo con carga eléctrica”, la segunda parte corresponde a la gama Hyundai y la Q hace referencia a las bajas emisiones del modelo. De esta forma, el Hyundai IONIQ se transforma en el primer modelo ecológico dedicado de Hyundai, que fue desarrollado desde cero con la eficiencia como principal objetivo.

IONIQ ha sido desarollado por Hyundai Motor para entregar a sus usuarios una alternativa de modelo amigable con el medio ambiente. Así,  IONIQ es parte de un portafolio de productos Hyundai que van a responder al crecimiento del mercado automotriz verde, en un contexto mundial de regulaciones de emisiones cada vez más estrictas. De hecho, IONIQ es una etapa clave en el camino que se ha trazado Hyundai Motor para ser el grupo número 2 en el mercado automotriz verde, con la introducción de 22 modelos eco-friendly en el line-up de la marca para el año 2020. Como tal, y al ser un modelo autocatalogado de amigable con el medioambiente, la aerodinámica juega un papel fundamental, razón por la cual el Hyundai IONIQ ha pasado muchas horas en el túnel de viento para conseguir un coeficiente de penetración aerodinámica (Cx) de tan sólo 0,24.

El modelo estrena una imagen moderna y tecnológica. Se comercializará en carrocería de cinco puertas, con una zaga aerodinámica con doble luneta. Sus medidas corresponden a los 4.470 mm de largo total, un ancho de 1.820 mm, una altura de 1.460 y una distancia entre ejes de 2.700 mm. Las capacidades del maletero corresponden a los 450 litros (pudiendo llegar a los 1.410 litros con asientos traseros abatidos) para el modelo eléctrico, y de 550 litros (pudiendo llegar a los 1.505 litros con asientos traseros abatidos) para la variante híbrida.

Híbrido o eléctrico, el IONIQ proporciona una conducción gratificante y un elevado par motor desde el primer momento. Es un coupé compacto con todos los rasgos de diseño de la marca, pero que además apuesta por una carrocería futurista y aerodinámica. Cuenta con un habitáculo simple y elegante con materiales ecológicos, donde se utilizaron bio-telas y plásticos reciclados, para crear el revestimiento de las puertas, alfombras y el tapiz del techo; siendo un modelo con un claro lado eco-amigable y consciente.

Estas texturas y superficies son el resultado de la utilización ingeniosa de materiales amigables con el ambiente, tales como caña de azúcar y piedra volcánica. La caña de azúcar forma parte del 25% de la materia prima utilizada para la creación de los paneles de las puertas. La piedra volcánica y plástico reciclado, en tanto,  combinados con madera en polvo, reducen el peso de algunos plásticos interiores hasta en un 20%.

Espera ser líder en seguridad y así obtener 5 estrellas en las mediciones Euroncap, contando con uso inteligente de aluminio y acero avanzado de alta resistencia (53%), Control de Estabilidad, Asistente de Partida en pendiente, cámara de retroceso con guías dinámicas y sensor de estacionamiento, detección de puntos ciegos, control crucero, 7 airbags en ambas versiones, Sistema de Asistencia de Frenado (ABS) y carrocería con deformación programada, entre sus principales elementos.

En el caso de la versión híbrida, bajo el capó se combina un motor gasolinero de alta eficiencia de 1.6 litro GDi de cuatro cilindros, que entrega una potencia de 105 CV-y ciclo Atkinson- con un motor eléctrico de 32 KW y 43 CV. El par de estos motores es de 147 Nm y 170 Nm, respectivamente, asociado a una caja de transmisión de doble embrague y seis relaciones DCT, especialmente diseñada para aplicaciones híbridas, que posibilita un vehículo más dinámico y de mejor rendimiento. El motor eléctrico aparece inmediatamente después de la puesta en marcha y es alimentado por una batería de 1,56 kWh polímero de iones de litio compacta que se recarga en movimiento, sobre todo por la recuperación de energía durante el frenado. Así, la potencia y par combinados corresponden a 141 CV, con un par máximo de 265 Nm. En cuanto a cifras, el IONIQ con propulsión híbrida acelera de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 185 km/h.

En relación al rendimiento del modelo, las pruebas en Corea del Sur arrojan un consumo de 28 kilómetros por litro, y emisiones de 95 g/km de CO2.

En el Hyundai IONIQ Eléctrico, en tanto, el rendimiento de par motor eléctrico de 88 KW es alimentado por la batería de polímero de iones de litio sumamente eficiente de 28 kWh, entregando una potencia de 120 CV y 292 Nm de par. IONIQ eléctrico permite una conducción libre de emisiones de hasta 280 kilómetros de alcance con una sola carga. La batería se encuentra bajo el chasis, lo que hace que también baje el centro de gravedad del vehículo, esencial para una conducción cómoda y segura. La velocidad máxima, en tanto, corresponde a los 165 kilómetros por hora.

La variante híbrida como eléctrica, dispondrán de alzavidrios eléctricos totales, delanteros con auto up/down y antiapriete, asiento del conductor eléctrico, climatizador con desempañador automático, cluster de supervisión con pantalla LCD de 7 pulgadas, control de audio y Bluetooth al volante, Radio CD MP3 con USB /AUX/ Y LCD touch de 5 pulgadas, control crucero, llantas de aleación ( versión híbrida aro 17 y eléctrica aro 16), llave inteligente con botón de partida, luces traseras y neblinero trasero LED, pedales con terminaciones metálicas (electrico), selección de modo de manejo, sensor de lluvia y  volante con regulación en altura y profundidad, dentro de los elementos más destacados.

Comentarios

Comentarios

Arriba