Dakar

Segunda etapa para el olvido de MINI: Boris Garafulic vivió su jornada más larga pero llegó a la meta

Un mal día fue la segunda etapa del Rally Dakar para los vehículos MINI. Las dunas de Pisco no tuvieron compasión y solo a cinco kilómetros de iniciada la especial de 271 kilómetros, el estadounidense Bryce Menzies reventó su auto y quedó fuera de competencia, y que ayer había tenido un auspicioso debut quedando en el cuarto lugar.

Si no fuera poco, el nacional Boris Garafulic colisionó con el saudí Yazeed Al-Rajhi – ambos MINI – luego del paso del primer waypoint, y tras largas horas de asistencias y reparación de desperfectos, pudieron seguir avanzando en la carrera. Mientras el asiático llegó a la meta en el lugar 61, a 7h02’37” del ganador, Cyril Despres; el crédito chileno alcanzó la meta después de casi mediodía de haber largado, culminando en el puesto 64°, a 8h46’43”, y quedar en el mismo puesto en la general, siendo penalizado además con tres horas.

Garafulic había tenido una buena primera etapa, al cuminar en el 12° puesto, a 24’14” del ganador de ayer, el catarí Nasser Al-Attiyah; mientras que hoy en el WP1 había marcado 18° antes del accidente. Esta es la octava participación del chileno, que ahora le toma lejana la oportunidad de llegar por primera vez al Top 10, ya que en 2012 y 2014 fue 11°.

El único que  al parecer sacó adelante a MINI fue el argentino Orlando Terranova (+12’53”, que fue quinto, seguido del filandés Mikko Hirvonen (7°), que cedió 13’50”. El español Nani Roma, en tanto, perdió 22 minutos.

Comentarios

Comentarios

Arriba